Soy un investigador compulsivo de las técnicas y materiales del arte en la antigüedad. Experimento sobre las técnicas del arte en desuso, fascinado tanto por el componente material como intelectual de los fenómenos estéticos. Como consecuencia he generado un discurso artístico propio y difícilmente clasificable. Aparte de todo eso, soy padre de dos pequeñas criaturas y compañero de una sirena que encontré un día buceando. Estas últimas cosas son sin duda lo más importante de todo.

No me gusta definirme (viene a ser algo así como “ponerse fin”) pero puestos a hacerlo, diría que soy alguien con mucha, mucha curiosidad, un espíritu inquieto y cierto talento para el arte que trata de vivir sin renunciar a sus pasiones: mi familia, la naturaleza, bucear, dibujar, experimentar…